4 consejos para un menú de Navidad ideal.
17 diciembre, 2018
Pollo asado defintivo
31 diciembre, 2018
Mostrar todo

6 trucos infalibles para un pollo asado perfecto 

Detalles que elevarán el nivel de tus pollos

Truco 1

Salpimienta y especia el pollo con mucha anterioridad, el día antes es perfecto, y si no te has acordado, pues con toda la antelación posible. La carne de pollo y de pavo es muy baja en grasa, perfecta para dietas, pero por eso mismo le falta algo de sabor. Lo ideal es ayudarlo con buenas especias que le den aroma, que le den un punto extra. Puedes ponerle una mezcla de hierbas como tomillo, romero, ajo y pimienta o una mezcla más exótica como curry, pimentón de la Vera y comino.

Truco 2

Masajea tu pollo. No te estamos diciendo que lleves el pollo al fisio, sino que, en el momento de ponerle las especias, la sal, la pimienta, lo hagas frotando encima de la piel del pollo para que penetren lo máximo posible y quede bien impregnada cogiendo así el máximo sabor.

Truco 3

Mantequilla dentro de la piel. A este paso vas a parecer que estás haciendo una operación quirúrgica a tu pollo. Pero este truco no falla si quieres tener un pollo bien sabroso. Para este paso tienes la opción de hacer una mantequilla de hierbas, pero lo importante es que siempre sea una mantequilla de calidad. Le vas poniendo pequeñas porciones de mantequilla entre la piel en la zona de las pechugas.

Truco 4

Pon siempre las pechugas hacia abajo. De esta manera los líquidos de la cocción harán que queden más jugosas.

Truco 5

Engrasa la piel. Si quieres que la piel quede crujiente no la mojes ni le pongas nada líquido, en su lugar úntala con grasa de calidad como aceite de oliva o una buena manteca.

Truco 6

A fuego lento. Cocina el pollo a fuego lento hasta el último momento en que puedes poner el horno a tope para dejar la piel dorada y crujiente. Al cocinarse a baja temperatura el pollo se cocina de manera uniforme y conserva todos sus jugos.